Autor: manuelcampos403

La mirada de un mediocentro

Ayer encontré una interesantísima entrevista a Xabi Alonso (ex futbolista de Real Madrid, Bayern, Liverpool y Real Sociedad) en la que habla sobre su paso por los diferentes equipos de la élite en los que ha jugado y cómo ha vivido desde su privilegiada posición en el campo todas las situaciones que se presentaban en cada partido.

La mirada de un mediocentro es una magnífico trabajo que nos permite ver la capacidad de análisis, aprendizaje y toma decisiones que un integrante de un grupo debe de realizar a la hora de afrontar el trabajo conjunto.

Uno de los factores esenciales a la hora de componer equipos de trabajo que ofrezcan alto rendimiento, según los expertos, es el hecho de que hayan trabajado juntos en proyectos anteriores. En estos casos en las empresas ocurre igual que con los jugadores de fútbol: al adquirir automatismos colectivos y al conocer las preferencias, fortalezas y debilidades de sus compañeros logran optimizar su rendimiento. Cuando se construyen procedimientos de interpretación adecuados y casi automáticos, la adaptación comienza a dar frutos reales.

Trabajar con los demás es aprender cómo funcionan, además de desarrollar normas sobrevenidas sobre la forma de funcionar. El conocimiento compartido de funciones y códigos es lo que cohesiona un sentido de grupo, porque los equipos distan mucho de ser la suma de individuos exclusivamente.

En este primer punto Diego Pablo Simeone, actual técnico del Atlético de Madrid, podría dar una auténtica master class sobre gestión y desarrollo de equipos.

El segundo factor que los expertos señalan como crucial lo es aún más en la medida en que no se le da la suficiente importancia. Una idea innovadora es siempre el resultado de la combinación de elementos que han de ser necesariamente diferentes. Y siempre que su diferencia es grande, el éxito puede ser mayor: los equipos que tienen más probabilidades de alcanzar grandes resultados no son los más afines, sino que aquellos que mantienen posiciones iniciales distantes pero que saben encontrar puntos comunes.

No se trata de que exista una coincidencia de fondo en los puntos de vista, sino, más al contrario, de que exista una tensión productiva fruto de esa distancia inicial, pero que permita puntos de encuentro fructíferos.

Esa lejanía en las formas de pensar, en las de desarrollar el trabajo diario o en los objetivos que se buscan puede ser un gran pero; aunque en el mundo de la innovación, esas divergencias suelen ser muy productivas. Aquí es donde la figura de un gestor acostumbrado a manejar este tipo de situaciones se me  antoja como básica.

Pudiera darse el caso que en la próxima entrevista en la que nuestro departamento de RRHH esté buscando un candidato a ocupar un perfil de este tipo, una de las primeras preguntas que se le plantease fuese la siguiente:

“¿Si fueses jugador de fútbol, qué posición crees que ocuparías en el campo?”

Si la contestación  es “mediocentro”;  puede que lo hayamos encontrado……

M.

Anuncios

Yo soy yo y “mis datos”

Hoy vuelvo a retomar mi blog después de mucho tiempo. He de confesar que  me han pasado bastantes cosas y podría tener la excusa perfecta para decir que no he tenido tiempo para escribir, pero no es verdad. Tengo que reconocer que he sido un poco vago en ese sentido.

Hoy leyendo a primera hora Twitter, he visto un post de un tema de lo que me estoy documentando mucho últimamente y que me ha servido de inspiración para animarme a escribir de nuevo.

El azar me introdujo en temas de anonimización de datos, a raíz de “un feliz” encuentro con una herramienta de SAP que permitía el enmascaramiento de datos (mi amigo el TDMS).  Esto me llevó a investigar bastante en el tema y a conocer un aspecto que cada vez tendrá más importancia en nuestras vidas y la de las empresas debido a nuestra migración paulatina e irremediable al “MUNDO DIGITAL”. Y es que cada que vuelvo a ver Matrix, me doy cuenta que la realidad siempre superará la ficción; el mayor problema a mi juicio es saber “el cuando”.

Pero dejémonos de cuestiones filosóficas y volvamos a la tierra. El año 2018 tendrá su aplicación efectiva el nuevo reglamento europeo de protección de datos de carácter personal (GDPR), y supondrá  un tremendo reto para el sector privado y público debido a su complejidad y, por qué no decirlo también, a las sanciones previstas en caso de incumplimiento.

Se pude consultar aquí:

http://ec.europa.eu/justice/data-protection/reform/files/regulation_oj_en.pdf

En esencia, el GDPR refuerza y pone en manos de los individuos el control sobre sus datos personales, otorgándoles el derecho sobre la manera en la que se accede a sus datos y cómo retirar ese acceso. Además, las empresas tienen que reflexionar sobre cómo recogen los datos y probar que están protegiéndolos de la mejor manera posible.

El GDPR es aplicable a cualquier compañía que trabaje con datos de usuarios europeos, sin que importe el lugar del mundo donde se encuentren. Y la definición de datos personales va desde los básicos de contacto hasta fotos, direcciones IP, o información relativa a la identidad física, económica, genética, social, etc. de la persona.

Para ello la norma se basa en una serie de principios:

  1. Procesamiento lícito, justo y transparente
  2. Limitación de objetivo del tratamiento
  3. Consentimiento expreso
  4. Minimización de los datos
  5. Limitación temporal de almacenamiento
  6. Integridad y confidencialidad
  7. Derecho a la portabilidad de datos
  8. Derecho al olvido o cancelación

Con el análisis de estos principios se puede llegar a la conclusión que hay varias vertientes principales  afectadas:

Negocio

La mayoría de los procesos de negocio de las compañías utilizan datos de carácter personal, por lo cual estos procesos se ven afectados de forma directa. Por lo tanto es importante que las compañías vayan adaptando sus procesos, ya que la nueva normativa supone una gestión distinta de la que se viene empleando la Agencia Española de Protección de Datos. Esto lleva a hacer un doble trabajo; revisar los mecanismos que tenemos hasta el momento de aplicación del reglamento y los que vamos a implementar a raíz del mismo en una serie de puntos importantes que a continuación se enumeran:

  • Consentimiento: El Reglamento requiere que las personas cuyos datos se tratan presten su consentimiento mediante una manifestación inequívoca o una clara acción afirmativa
  • Información: se incluyen cuestiones adicionales que actualmente no son requeridas por la normativa española.
  • Evaluación de impacto sobre la protección de datos: Los responsables de tratamiento deberán realizar una evaluación de Impacto sobre la Protección de Datos
  • Delegados de Protección de Datos y Certificación: se requiere que los Delegados de Protección de Datos (DPD) sean nombrados en función de sus cualificaciones profesionales, en especial su conocimiento en materia de protección de datos, y su capacidad para el desempeño de sus funciones.
  • Relación entre responsables y encargados: El Reglamento describe un contenido mínimo de los contratos de encargo de tratamiento (ej: tratamiento de datos personales para la elaboración de las nóminas por parte de una asesoría) que excede las previsiones contempladas en la directiva española actual

Con un primer vistazo parece que hay bastante más trabajo de lo que parece…… Si os da pereza, revisad el apartado de sanciones, lo mismo cambiáis de opinión.

Los departamentos de IT

En este ámbito se presentan como una parte esencial y que debe trabajar  de la mano de negocio. Ya sé que os hace gracia y seguro que me estáis llamando iluso, pero los que nos dedicamos a esto, sabemos que este aspecto fundamental para el éxito de cualquier tarea que involucre a los dos, porque la línea que los separa cada vez es mas delgada. Por eso al departamento de IT se le presentan una serie de retos  esenciales:

  1. Inventario de aplicaciones y procesos que tratan datos personales
  2. Comunicación y formación interna de los empleados
  3. Documentación de tratamientos y procesos implicados en la normativa GDPR
  4. Sistemas de respuesta a solicitudes ARCO, de limitación de tratamiento y derecho al olvido

A bote pronto me suena a que será necesario crear un equipo específico de gobierno de datos si es que hasta el momento no lo teníamos.  Y será necesario el  lanzamiento de un proyecto interno que nos permita identificar los datos, dónde están, cómo los conseguimos, qué aplicaciones están afectadas y un largo ecétera.

Y para más inri esto lo tendríamos que hacer posiblemente en un ecosistema complejo, me refiero a ecosistemas tecnológicos híbridos en los que se mezclan sistemas on premise y en la nube. Ya que esta tendencia es la que cada vez se está implantando en la mayoría de las empresas debido a la adopción de soluciones “cloud” para la gestión de procesos específicos.

Este última reflexión me lleva a pensar en cómo las  distintas aplicaciones se han “puesto las pilas” a la hora de poder llevar a cabo estas actividades o parte de ellas y dentro de mi reducido conocimiento me salen las siguientes opciones:

SAP/ SAP GRC: que ya mencionó el sr De Ancos en sus post GDPR: te va a pillar el toroGDPR: que viene, que viene…

Prepare for the new EU General Data Protection Regulation and co-innovate with SAP GRC

Implementing Data Protection Impact Assessments with SAP GRC Risk Management

SAP On Premise:  TDMS  (para todos los módulos on premise, incluido HCM) . En la parte de HCM existen herramientas complementarias como Clon&testDATA SECURE EPI USE

Para la parte de derechos Arco en HCM hay una solución de SAP basada en ILM

Destruction of Data in HR

ILM HCM

SAP HanaData Anonymization

Cloud: SAP Cloud Trust Center

Successfactors: Community Successfactors (OSS required)

Workday : Countdown to GDPR GDPR: Privacy by Design at Workday

SalesforceSalesforce’s GDPR Commitment: Our Guide for the Path Ahead

No pensariais que iba a ser todo SAP……..

M.

 

El mundillo de las gorras

En mis últimos viajes cruzando el océano, he descubierto un mundillo nuevo que es el de las gorras. Con esto no me estoy refiriendo a los que las llevan con esa pinta de “poqueros” sino a una auténtica cultura de la gorra que con el tiempo se instalará en nuestro pais, estoy seguro. Uno de los problemas más importantes para los profanos de este tema es el asunto de las tallas, para ello os pongo un cuadro que os puede ayudar:

Gorras1

Para saber qué talla elegir de cada modelo de gorra, puedes consultar esta sencilla tabla. Para ello, únicamente debes medirte el contorno de tu cabeza a la altura de la frente y elegir en la primera columna “CM” la casilla con la cifra en centímetros inmediatamente superior a tu medición. Es decir, si tu medición ha sido 58.2, nos iríamos a la casilla 58.7 para evitar que nos quede pequeña. Una vez estemos en esa casilla, bajaremos por esa columna hasta la fila que coincida con el modelo de gorra que queremos comprar, y dónde se cruzan, veremos nuestra talla.

M.

Futbol y entorno laboral

Al hilo de la analogía antes mencionada del fútbol y el trabajo, os dejo este interesantísmo artículo:

empresa

Psicología y empresa:¿Cómo aplicar las estrategias del fútbol en el entorno laboral?

M.

Gente diferente

Muchas veces equiparo mi actividad profesional con el mundo del fútbol, y hay casos como el de Roberto Martinez que destaca por ser algo diferente dentro de su ambito de actuación.

Es difícil ser “diferente” en los tiempos que corren….

M.

El reto belga de Roberto